Cómo seleccionar luminarias para retail

Ya hemos visto que a la hora de proyectar un estudio de iluminación hay que tener en cuenta las necesidades del local, su distribución y uso para hacer un correcto planteamiento.

A la hora de elegir la iluminación para un comercio, estudiaremos también el tipo de producto que se va a iluminar, el mensaje que se quiere transmitir y la imagen de marca para mejorar la experiencia de compra.

Loading
http://www.enkalux.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/contenidos.noticias.72-imagen-enkalux-como-seleccionar-luminarias-para-retailgk-is-227.jpglink
«
»
  1. 0

Analizar la necesidad de luz

Las luminarias para retail deben satisfacer las siguientes necesidades:

  • Eficiencia energética. Ver artículo Cómo elegir bien el tipo de LED.
  • Deben tener un buen diseño. A la hora del diseño no hablamos solo de la apariencia estética, sino también de su funcionalidad: la orientación de las luminarias hace que podamos dirigir la luz hacia aquellos productos que queramos destacar y nos permite jugar con los haces de luces.
  • Han de emitir una luz de calidad capaz de reproducir los colores para destacar los productos (índice de reproducción cromática -Ra o Cri- ha de ser superior a 85) y con una temperatura de color adecuada para conseguir ambiente que queremos crear.
  • La luz neutra es la más recomendable. Así conseguimos aportar valor, resaltar las ventajas y minimizar los posibles defectos.

Ver artículo Elegir calidad en iluminación. 

¿Cuánto puedo ahorrar en la iluminación de un comercio?

A grandes rasgos, el consumo eléctrico de una tienda se reparte en:

  • Iluminación: 50%.
  • Aire acondicionado y calefacción: 35%.
  • Otros: 15%. También hay que considerar el uso de ordenadores, cámaras frigoríficas y cualquier otro aparato eléctrico.

Estos cálculos son aproximados y pueden variar según el tipo de comercio, la franja horaria,  las estaciones, las necesidades de aire acondicionado y calefacción y los sistemas utilizados.

Una estrategia eficiente en la iluminación puede suponer un ahorro energético del 20-30% en electricidad. También puede suponer un ahorro adicional en la necesidad de refrigeración, si se reducen la emisión de calor con iluminación led.

¿Cuánta luz necesita un comercio?

Independientemente del tamaño o del tipo de comercio, hay unas necesidades de iluminación que podemos definir generales o estándar.

  • Iluminación general: 300-600 lux.
  • Baldas o estanterías: 200- 400 lux.
  • Vitrinas o expositores: 1000-3000 lux.
  • Mostradores y líneas de caja: 500-900 lux.
  • Escaparates interiores: sobre 1000 lux
  • Escaparates exteriores: 1000- 3000 lux

Zonas a iluminar

Fachada. Suele ser la gran olvidada. La iluminación del exterior hace visible el negocio y atrae una mayor afluencia de  clientes.

Escaparates. El escaparate es nuestra tarjeta de visita. Aquí no vale la luz uniforme, sino que hay que utilizarla para crear movimiento, ambientes, dirigir la mirada, en definitiva: llamar la atención e invitar a entrar. Hay que estudiar bien el espacio, el producto expuesto, el ángulo de visión, el color, el contraste…

Interior.  En el interior se juega con una iluminación general  básica que ayude a apreciar todo el espacio con luces puntuales o de acento para destacar zonas o productos. Es posible marcar un recorrido visual si jugamos con la intensidad y orientación de las luces. Así guiamos al cliente hacia la zona de probadores y la caja.

Vitrinas y mobiliario. La iluminación de muebles y estanterías con led resalta los productos de manera inmediata.  Además no general calor, por lo que no daña el producto.

Probadores. La luz de los probadores es decisiva porque tiene una gran influencia en la decisión de compra final. Para potenciar este espacio hay que iluminar a la persona, sin producir sombras, y utilizar una tonalidad de luz natural. Para ello es mejor que la luz nos ilumine de frente y no únicamente desde el techo.

Mostradores y caja. Aquí podemos aprovechar para iluminar algún cartel de promoción o aviso que queramos que se vea bien.

En definitiva, se trata de establecer un diálogo para llegar al cliente, hacerle sentir a gusto y ayudarle en el proceso de compra.

Para más información formulario de contacto.