UGR: índice de deslumbramiento unificado

El deslumbramiento es la sensación producida por áreas brillantes dentro del campo de visión y puede ser experimentado como deslumbramiento molesto o perturbador.

Loading
http://www.enkalux.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/contenidos.noticias.74-imagen-enkalux-noticia-ugrgk-is-232.jpglink
«
»
  1. 0

 

En lugares de trabajo en interiores, el deslumbramiento molesto puede producirse directamente a partir de luminarias brillantes o ventanas.

El deslumbramiento se produce debido al exceso de luminancia incidente procedente de luz directa o indirecta,  fuera del campo visual pero que el ojo la recibe reflejada por superficies que poseen un alto grado de reflexión.

El UGR es la valoración del deslumbramiento. Los valores normativos van desde un UGR de 10 a 31, siendo 16 no deslumbrante y 28 deslumbrante.

La norma UNE-EN 12464-1 establece los valores de UGR máximo para cada tarea visual y aplicación.

Por ejemplo, para iluminación de oficinas se recomienda un UGR de 19 para puestos de trabajo y de 16 para tareas específicas como el dibujo técnico.

UNE 12464.1 Norma europea sobre la iluminación de los lugares de trabajo en interior

Esta norma incide en la aplicación de criterios de calidad adecuados al diseño, instalación y mantenimiento de todos aquellos elementos que intervienen en la obtención de una buena iluminación para obtener los resultados de confort visual requeridos, garantizar la máxima eficiencia energética y reducir los costes de explotación y mantenimiento.

Esta nueva norma recomienda el cumplimiento de dos aspectos en iluminación de tareas visuales:

Confort visual. Dentro del confort visual estarán englobados parámetros tales como la relación de luminancias entre tarea y entorno, o el control estricto del deslumbramiento producido por las fuentes de luz, o incluso el modo de evitar deslumbramientos reflejados en las pantallas de ordenadores.

El confort visual aumenta la sensación de bienestar de los trabajadores, lo que contribuye al nivel de productividad de modo indirecto.

Rendimiento de colores. Esta norma plantea la prohibición de luminarias que no cumplan con unos índices mínimos de reproducción cromática.

Así, por ejemplo, se exige un Ra>80 para iluminar cualquier tarea visual en salas o recintos en los que la ocupación sea de gran duración o permanente, y no ocasional como podría suceder en corredores o pasillos.

Objetivos

En líneas generales, se busca:

  • Garantizar unas condiciones óptimas para desarrollar las tareas correspondientes con la temperatura de color y potencia adecuadas al lugar de trabajo, sin exceso ni defecto de luz.
  • Una adecuada iluminación que influya positivamente el estado de ánimo de trabajadores y de usuarios.
  • La máxima eficiencia energética posible. Es muy importante la utilización de iluminación eficiente, mediante luminarias de alto rendimiento, que incorporen equipos de bajo consumo y lámparas de alta eficacia luminosa (lumen/watio), unidas al uso de sistemas de regulación y control adecuados a las necesidades del local a iluminar, lo que permitirá tener unos buenos niveles de confort sin sacrificar la eficiencia energética.
  • Potenciar el ahorro y reducir las emisiones de CO2.

En cuanto a las luminarias, habrá que tener en cuenta:

  • Luminarias que producen deslumbramientos directos o indirectos.
  • El color de la luz emitida por las lámparas influye en el comportamiento de las personas. Las lámparas de luz fría proporcionan un ambiente similar al aire libre, mientras que las lámparas de colores cálidos proporcionan ambientes más sociables y relajados.

Un buen uso de los sistemas de iluminación hará que proporcionen la luz adecuada, durante el tiempo adecuado y en el lugar adecuado.

Un buen alumbrado puede realzar un ambiente agradable y contribuir a la creación de atmósferas diferentes. Además ayuda a ubicarse, localizar puntos de interés y genera seguridad.

Para más información formulario de contacto.